La vulvovaginitis es la inflamación e irritación de la vulva externa y/o la vagina interna.

Las causas que la producen pueden ser muy variadas, ya que la irritación puede haber sido causada por distintos tipos de bacterias, hongos y virus.

Cuándo padecen vulvoganitis, los tejidos se inflaman y se produce una secreción vaginal anormal que desprende un olor fuerte y suele estar acompañada de picores, molestias, dolor vaginal o escozor y enrojecimiento de la zona.

Para evitarla es importante mantener unos hábitos de higiene adecuados. Es recomendable usar braguitas de algodón (intentar no usar las estampadas) y lavarlas con jabón, no detergente. Si usáis uno para prendas delicadas mejor.  Estas braguitas deben cambiarse diariamente.

Y es muy importante enseñar a las niñas a limpiarse de delante hacia atrás, en sentido vulva-ano, porque puede producirse una proliferación de bacterias que se encuentran en las heces y que pueden llegar a la zona vaginal.

En caso de duda deberemos acudir al pediatra para que verifique el diagnóstico y nos  recete un tratamiento.

Artículos Relacionados