Quería daros mi opinión en referencia al juego Pokemon Go.

Hace varios meses empecé a escuchar noticias sobre este juego. Pronto, los telediarios nos mostraban noticias sobre el furor que estaba causando. Las avalanchas de personas, la popularidad que había ganado, los accidentes que estaban empezando a ocurrir…

No me gustó. Me parecía increíble encontrarme a personas (de todas las edades) vagando por las calles, mirando su móvil sin parpadear para ver si llegaban a cazar un Pokémon, hasta tal punto, que la Policía Nacional tuvo que mandar mensajes de advertencia, acompañados de unas pautas de seguridad para los usuarios de Pokémon Go, para recordarles que están circulando por calles y carreteras reales, y que no deben abstraerse de esta realidad.

Mi hija me había pedido varias veces instalar el juego, cosa a la que me negué.

pokemonEste verano nos fuimos a Tossa de Mar (Gerona). La verdad que estaba muy relajada y accedí en las vacaciones a probar Pokemon Go, y tengo que admitir que hubo una cosa que me encantó.

La propia app te va guiando para que puedas llegar a un gimnasio o a una pokeparada. Normalmente están situadas en centros de interés turístico, y gracias a la app conocimos edificios que no estaban señalizados en la ciudad. Además, cuándo llegabas a él, te facilitaba información sobre el monumento, escultura, o construcción.

¡Menuda manera más extraña que habíamos descubierto para conocer una ciudad! Imaginaros mi asombro…

También tengo que decir en positivo, que como todos sabéis, esta app combate el sedentarismo. Aunque sigo pensando que es mejor salir con las bicicletas y mis niños, o sacar a mi perrita a pasear disfrutando del paisaje de mi alrededor…

No encuentro escusa, porque no es necesario tener Pokemon Go para levantarse del sofá y tener una vida más activa…¡sobre todo si tienes hij@s!