En muchas familias (por no decir la mayoría), ambos padres trabajan.

Llega el verano y vienen las dudas… ¿dónde o con quién dejaremos a nuestro hij@ en la jornada laboral?

¡Os doy diferentes ideas!

  • Talleres Urbanos: suelen ser los más solicitados por los papás y mamás, ya que no es necesario que pasen la noche fuera y suelen estar cerca del domicilio familiar. Ya sea alguna escuela que realice campamentos urbanos, el propio Ayuntamiento que lance alguna promoción, o incluso hay ONG que ofrecen estos servicios. En general, el horario suele ser el mismo que el horario escolar (09,00 a 14,00) y suelen durar entre 7 y 15 días.
  • llamaLudotecas: es un espacio donde se realiza algún tipo de actividad para niñ@s relacionada con juegos y juguetes, con el fin de estimular el desarrollo físico y mental y la solidaridad con otras personas. Pueden ser públicas o privadas, y últimamente están muy solicitadas. Sus horarios se suelen adaptar en verano para conciliar la vida familiar y laboral.
  • Centros culturales: museos o casas de la cultura suelen poner su granito en verano y organizar talleres muy interesantes y lucrativos para nuestros pequeños/as.
  • Granjas escuela: son la mejor opción para que vuestros hij@s estén en contacto con la naturaleza. Suelen durar una semana, por lo cuál vuestro pequeñ@ pasará unos días fuera de casa. Cuidar animales de la granja, cultivar huertos, montar en poni o hacer dulces, son varias de las actividades delas que podrá disfrutar.
  • Zoo: otra manera de estar en contacto con los animales son los zoos. Por ejemplo, aquí en Madrid, el Parque Zoo o Faunia ofrecen campamentos de verano. Tus hijos no pasarán la noche fuera de casa, por lo que supone un desplazamiento para los papás y mamás. Aunque Faunia llega a ofrecer dormir una noche fuera de casa ¡con pingüinos!
  • rocodromoCampamentos: si nuestros hijos/as son más mayores o son todos unos aventureros, siempre nos va a quedar el “campamento de toda la vida”. Los campamentos a los que los enviamos 15 días a disfrutar de la naturaleza, o a otro país a aprender cultura e idioma. Estos campamentos, sí o sí, ofrecen una experiencia única en sus vidas.
  • Cuidadora: y si no queremos que nuestros hijos estén fuera, porque trabajamos pocas horas, o no queramos desplazarnos, siempre nos va a quedar la opción de contratar a una cuidadora para que esté con nuestro hij@ el tiempo que nosotros necesitemos. Si quieres saber cómo elegir a una buena niñera, pincha aquí.
  • Abuelos o familiares: por último, pero no menos importante, podemos dejar a nuestros hijos al cuidado de los abuelos o de un familiar cercano. Dejarles con ellos nos ofrece seguridad, tranquilidad, ¡y un ahorro económico!

 

Artículos Relacionados