Seguramente ya estéis informados/as de la nueva normativa, pero aún así vamos a recordarla.

Este pasado 1 de Octubre entró en vigor la modificación del Reglamento General de Circulación, en la que el cambio más importante que podemos observar es que los menores de 18 años de estatura igual o inferior a 1,35 m deberán ocupar de forma obligatoria los asientos traseros del vehículo, utilizando siempre un sistema de seguridad homologado a su talla y peso.

Tenemos que destacar tres excepciones en las que sí estará justificado que los niños/as viajen en el asiento delantero:

  1. El vehículo no dispone de asientos traseros (biplaza)
  2. Todos los asientos traseros están ocupados por otros sistemas de retención infantil en uso por otros menores que los necesitan.
  3. Cuando no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de retención infantil. Por ejemplo, un vehículo antiguo sin cinturones en las plazas traseras.

babyCon esta medida pretenden mejorar la seguridad y la protección de los más pequeñ@s con el fin de reducir la gravedad de las lesiones en caso de tener un accidente. El asiento del copiloto es el que expone a la persona a un mayor riesgo de lesiones y de mortalidad en caso de impacto.

No cumplir este norma es una infracción grave. Supondrá el pago de una multa de 200 euros y la retirada de tres puntos del carnet de conducir.

En esta normativa también cabe destacar la instalación del dispositivo de seguridad. Se tiene que realizar conforme al manual de instrucciones del fabricante. Podrán sancionarnos si la silla de seguridad no está homologada para su vehículo, si está mal instalada, o si está en un asiento para el que no está homologado su uso.

Los taxis que circulen en urbano (nunca en autopista, autovía o carretera convencional) pueden trasladar a niñ@s de menos de 1,35 m sin Sistema de Retención Infantil, siempre que ocupen un asiento trasero.

Es obligatorio en los vehículos de más de 9 plazas que el conductor (o el guía del grupo) informe a los pasajeros de la obligación de abrocharse el cinturón o el sistema de retención homologado. Esto se hará mediante letreros, pictogramas o medios audiovisuales, de tal manera que la información sea visible desde cada asiento.

Artículos Relacionados