El veganismo es la práctica de abstenerse de la utilización y consumo de productos y servicios de otras especies animales. Evita el consumo de alimentos de procedencia animal, tanto de animales en sí, como de los alimentos producidos por estos (huevos, leche, miel, etc).

A partir de 2003, la Academia de nutrición y dietética de los Estados Unidos y los Dietistas de Canadá consideraron que las dietas vegetarianas bien planificadas son “apropiadas para todas las etapas del ciclo de la vida, incluso durante el embarazo, la lactancia, la infancia y la adolescencia”.

Pero, en el 2011, la Sociedad Alemana de Nutrición se pronunció en contra de una dieta vegetariana para las mujeres en gestación y para aquellos en edad de crecimiento.

appleEn el año 2007, en Atlanta (EE. UU.), murió un niño de seis meses que fue alimentado principalmente con zumo de manzana y leche soja y no con leche de fórmula. La defensa se basó en que eran las normas del vegetarianismo estricto las culpables y no los padres. Este argumento fue rechazado por el Tribunal Supremo de Georgia.

Sergine and Joel Le Moaligou llamaron a una ambulancia en marzo del 2008. Su bebé, una pequeña de 11 meses cuya única alimentación era la leche de su madre, murió en Francia. Sus padres fueron acusados de negligencia después de que la autopsia revelara que el bebé había sufrido deficiencias de vitamina B12 y Vitamina A, ambas necesarias en el proceso de desarrollo de los niños/as.

Hace tan sólo unos meses, la pequeña Chiara, de dos años de edad, a la que sus padres han hecho seguir una dieta estrictamente vegana, sin la inclusión de ningún alimento de origen animal y sin ningún control médico adecuado y periódico, acudió a urgencias en estado muy grave.  La pequeña ingresó en un hospital de Génova, Italiay tras pasar unos días ingresada en la unidad de cuidados intensivos, la pequeña fue trasladada a planta y su vida ya no corre peligro.

El coordinador de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría (Aeped), José Manuel Moreno, matiza que el problema no es la dieta, sino un mal control de ella. Los niños tienen unas demandas nutricionales muy diferentes a la de los adultos debido a que su organismo está en constante crecimiento.

girlLa Vitamina B12 se encuentra principalmente en alimentos de origen animal. Cuando no se consumen estos productos hay que buscarlos en otros. Esta vitamina está presente en muchas funciones del organismo, pero sobre todo en el desarrollo del sistema nervioso central y en algunas células de la sangre. La falta vitamina B12 produce anemia en los adultos, pero en los niñ@s, produce retraso en su desarrollo del sistema nervioso.

Las mujeres embarazadas que lleven una dieta vegana deben tomar suplementos de vitamina B12 y medir los niveles con cierta frecuencia para mayor seguridad.

Aunque la decisión final siempre es de los padres, se recomienda no llevar a la práctica una dieta vegana en niños y niñas menores de dos años.

Si, aun así, queremos que nuestros hij@s lleven esta dieta, la doctora Miriam Martínez Biarge ofrece una página web con información para llevar a cabo una alimentación vegana o vegetariana sin poner en riesgo la salud de nuestros pequeños/as. Puedes acceder pulsando aquí.

Artículos Relacionados