Después de la lactancia materna, es normal que el pecho pueda llegar a sufrir diferentes cambios. Hay algunas mamás que tendrán la suerte de que permanezcan prácticamente igual, pero otras en cambio notarán la aparición de estrías, cambios en los pezones, e incluso, cuándo acaba el  proceso de la lactancia es probable que noten el pecho “desinflado”.

Personalmente, no cambiaría los 14 meses que estuve amamantando a mi hijos por unos “pechos más bonitos”. Al final, terminarán cambiando igual.

female-Es importante que después de este proceso sigamos haciendo auto-exploraciones mamarias. Aunque hay estudios que indican que  la lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de mama, no significa que no podamos tenerlo en un futuro.

La auto-exploración mamaria consiste en la exploración periódica de la mama por la propia mujer con el fin de detectar cualquier alteración que haga sospechar la presencia de un tumor.

Hay que realizarla una vez al mes, a ser posible en un momento en que la mama no esté bajo el efecto hormonal,  es decir, cuando ya se haya terminado la menstruación.

Esta exploración se realiza de la siguiente manera:

  • Ponte frente a un espejo con los hombros rectos y los brazos junto a la cadera y mírate las mamas. Debes fijarte en que las mamas son de tamaño, forma y color normales, que estén bien formadas y que no presenten deformaciones ni inflamaciones visibles (hoyuelos, bultos…)
  • Después tenemos que comprobar lo mismo que en el paso anterior pero con los brazos levantados frente al espejo. Debemos fijarnos también si nos llega a salir líquido de algunos de los pezones, ya sea transparente, amarillento o sangre.
  • woman-Una vez hayamos terminado esta primera exploración, nos tumbaremos y palparemos las mamas con las manos invertidas, es decir, la mama izquierda con la mano derecha y viceversa. Debemos utilizar un tacto firme y pausado con las yemas de los dedos, manteniendo los dedos rectos y juntos. El movimiento debe ser circular, del tamaño de una moneda aproximadamente. Comprobaremos de esta manera la existencia de algún bulto.
  • Por último, realizaremos el paso anterior estando de pie o sentada.

En caso de que haya algún hoyuelo o bulto en el pecho deberemos acudir a nuestro médico. Tendrás los resultados aproximadamente en un mes.

Hay muchas personas que no quieren realizar la espera. En ese caso, aconsejamos que acuda a una clínica privada. El precio de una ecografía mamaria ronda los 35 euros.

Artículos Relacionados